sábado, 26 de febrero de 2011

"Flor del amor… flor de azafrán… "


Nunca olvidare el día que sentí el aroma de su infusión, indescriptible que aroma tan sutil y tan evocador, al conocerlo no solo te impregnas en su magia sino que te enamoras de su origen, de su relación con el amor en la mitología, cada año en octubre la naturaleza nos honra con el milagro de ver la flor del azafrán abrirse durante la noche y ver la aurora alumbrar su manto lila hasta el amanecer. 


El origen del azafrán, según algunos investigadores se remonta en el III milenio a.c. en Persia, donde comenzó a usarse en la gastronomía, medicina, algunos ritos y ceremonias religiosas, en el Antiguo Egipto era conocido como Karkom, un producto muy utilizado que aparece en los Cantos de Salomón, Los egipcios, en sus banquetes acostumbraban a colocar alrededor de sus vasos flores de azafrán y también las utilizaban para embalsamar a sus faraones, para ellos esta especia  tenia poderes del más allá. En los años 1700-1600 a.C. en un fresno del palacio de Minos en Knossos (Creta) se puede identificar un dibujo de azafrán, así como en la isla de Thera donde una joven lo cosecha mediante una ceremonia particular en la que pica los estigmas de la planta para obtenerlos. 


 Los griegos esparcían las hebras del azafrán sobre las mujeres más bellas, donde le dieron el nombre de Krokos y los romanos lo llamaron Crocum y era utilizado como perfume erótico y sus infusiones eran llevadas a las orgias de la alta sociedad para que las damas se rindieran a las artes de Venus.


La literatura de estas dos culturas hace referencia al color y olor del azafrán, a sus costumbres en la alta sociedad de la antigüedad clásica. Era muy utilizado como afrodisiaco, para perfumar los teatros y teñir vestidos , decoración en las fiestas o  como relleno de cojines para evitar las resacas, así quedaba en evidencia el poder adquisitivo de la familia que organizaba el evento, cuentan también que en la Roma imperial Nerón mandaba a esparcir flores de azafrán por las calles por donde el transitara. El azafrán era el color de los velos de las novias fenicias y en la muerte de Buda los sacerdotes hicieron de esta especia el color oficial de sus vestidos.


La importancia comercial de esta especia y su alto valor económico la han convertido en el llamado Oro Rojo por ser una de las especias más costosa del mundo, su precio puede superar incluso al del oro. En la Antigüedad era transportado a través de la Ruta de las Especias que unía Europa y Asia. Durante la Edad Media, el puerto de Venecia se convirtió en el principal receptor y distribuidor de azafrán en el Viejo Continente y en el siglo XIV su consumo se vio aumentado al utilizarse para la cura de muchísimas enfermedades de la época.


 El cultivo de azafrán en España fue introducido por los musulmanes durante los años de dominación de la Península ibérica en la Edad Media VIII al XV, al igual que ocurrió con otros productos considerados como exóticos De hecho su nombre parece provenir de la palabra islámica zahafarn, que a su vez del persa safra o amarillo.


Crocus Sativus así llaman los botánicos a esta iridácea flor con aroma tan sutil y enigmático que empieza a ser embriagador durante el tostado de sus estigmas con carotinoides y aceites etéreos que dan origen a ese misterioso perfume tan atesorado en la gastronomía y artes del amor. 



En el mes de octubre es la recolección, se cortan las flores utilizando el índice y el pulgar, debe hacerse en un día para que las hebras no pierdan su sabor, durante diez días las mujeres  separan con movimientos rápidos los rojizos estigmas que serán tostados sobre un cedazo. Para obtener un gramo de azafrán son necesarias 200 flores. Se dice que los caballeros aprovechan esta época de recolección para visitar a sus amadas y robarles un beso en medio de la agitada actividad en la que se encuentran las familias de los pueblos manchegos.


Esta radiante flor ha sido considerada desde la antigüedad un símbolo de amor. En la mitología romana una joven llamada Croco se convirtió en esta flor por amor, actualmente la fiesta de La Rosa del Azafrán es el momento culminante del año, al pie de los blancos molinos de viento en el pueblo de Don Quijote, los campesinos celebran todo el mes de octubre con música, bailes y eligen a la mujer más bella del pueblo para hacerle honor a la amada del mismo llamada Dulcinea de La Mancha.


Ahora que conocemos esta arrebatadora especia con tanta historia, misticismo y valor, vamos a rendirnos a su magia y cocinemos con ella… les daré recetas que podrán preparar en casa despertando con aromas sensuales y coloridos platos, todas aquellas sensaciones placenteras que experimentamos, cuando estamos comiendo una fusión de sentimientos tanto del que las prepara como el que las degusta y esta relación esta enlazada con el milagro de la naturaleza, quien nos da esos maravillosos regalos, las especias, así como las frutas y los vegetales, estrechando el LAZO DE AMOR entre los seres humanos y el placer.





HELADO DE AZAFRAN CON ALBARICOQUES

INGREDIENTES
150grs de albaricoques secos
4 cucharadas de licor de naranja
½ cucharadita de hebras de azafrán
75grs de stevia
750ml de leche de almendras
500ml de crema vegetal para montar

PREPARACION
Cortar los albaricoques y remojarlos con el licor de naranja, remojar el azafrán en el agua tibia y reservar.
Batir la leche de almendras en un bowl. Incorporar el azafrán con su líquido  dejar enfriar. Batir la crema de leche e incorporarla a la mezcla fría, añadir los albaricoques y colocar la mezcla en un molde de terrina y congelar de 3 a 4 horas, batiendo dos veces y congelando de nuevo. Servir en copas de cristal y decorar con frutos secos.


Espero que hayan disfrutado de este maravilloso recorrido por la historia, cultivo y recetas de tan apreciada especia, el azafrán, su aroma indescriptible, sus propiedades medicinales, su colorante e inigualable sabor que a tantos enamora… en octubre es su mes, pero gracias a sus productores y exportadores tenemos la bendición de conseguirla en cualquier fecha del año así que vamos a buscarla y empecemos hacer felices a nuestros seres queridos y comensales con estas preparaciones que les deje con mucho amor… Male.



3 comentarios:

  1. Gracias amiga por ese recorrido cargado de tantas emociones! Solo puedo comparar tu luz y tu amistad con las flores del Azafrán... Hermosa y muy Valiosa. Me animo a preparar ese risotto que se vé Espectacular! Keila

    ResponderEliminar
  2. Me uno al agradecimiento de Keila! Que lecturas tan encantadoras nos estas regalando en cada nota que subes! Te felicito amiga! Gracias por darnos tanto de ti.

    ResponderEliminar
  3. Amei a receita HELADO DE AZAFRAN CON ALBARICOQUES...Parabéns!!!!!!

    ResponderEliminar