jueves, 6 de octubre de 2011

Té blanco... elixir de la eterna juventud.


Hoy hablaremos del mejor antioxidante natural que nos ha dado la naturaleza con todo su esplendor. El te blanco, es considerado un elixir para la eterna juventud. El color y el tamaño de sus hojas, claridad, aroma y sabor determinan su calidad así como su pureza. Una taza puede llevarte al relax de tu alma,  gracias a su pureza se multiplica hasta 10 veces las propiedades antioxidantes, anti cancerígenas y anti envejecimiento.



El te blanco, conocido como yinzhen, es una de las variedades más exquisita y rica en propiedades que existe en el mundo. Esto se debe a que su recolección se lleva a cabo en primavera, entre el 15 de marzo y el 10 de abril, por la ausencia de lluvias, en estas fechas se recolectan las mejores hojas, cuando nacen los primeros brotes del té ligeramente cubiertos por un blanco aterciopelado.

Durante siglos el consumo de te blanco era de uso exclusivo para el emperador y sus allegados, pues se conocía como el secreto para la vida eterna. Eran seleccionados los mejores y más jóvenes brotes de la primavera, cortados y manipulados a mano con guantes blancos y tijeras de oro, para no profanar el poder sagrado que se le atribuía. Más de 90.000 brotes eran y son actualmente necesarios para obtener 250 g de te blanco. Antiguamente su consumo por parte del resto de la población era castigado con la pena máxima.


Todos los nutrientes se conservan intactos. Por este motivo se le considera la mayor fuente de antioxidantes que existe en la naturaleza. Debido a sus potentes propiedades antioxidantes, protege nuestra piel contra la formación de células dañinas y el cáncer.


También protege contra las mutaciones del ADN. Los polifenoles del té, parecen bloquear la formación de tumores malignos en la piel actuando tras la permanencia prolongada de la misma al sol.


Junto a su poder adelgazante, el té blanco acelera el metabolismo, favoreciendo la reducción de la grasa corporal y colesterol. Es depurador, desintoxicante y estimula también las secreciones digestivas, facilitando la digestión de los alimentos grasos. Es mucho más eficaz contra el envejecimiento celular que el té verde, incluso 14 veces más potente que un vaso de jugo de naranja.


El te blanco protege nuestro corazón, ayuda a prevenir infartos y regula la presión sanguínea. Los polifenoles son un potente antioxidante que se encuentra en todos los tipos de té, cuya función es la de aumentar las defensas del organismo y neutralizar la acción de los radicales libres mediante la protección celular.


Este maravilloso té puedes usarlo también como ingrediente para galletas...


macarrons...


cupcakes, helados, tortas y bebidas refrescantes...


Déjate llevar por el arte de equilibrar tu cuerpo, tu mente y tu espíritu. Amate, acéptate y enriquécete con una tacita de te blanco, que solo el amor con el que fue recolectado y preparado sea tu fuente de pureza que nutre tu esencia inocente y perfecta que vive en tu corazón y en el de todos los hermosos seres que contactamos en este trayecto llamado Vida, come vida, bebe vida!!! Con todo mi amor para uds. Male…


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada